¡FELICIDADES POR VUESTRA LABOR, HERMANAS!

 

 

 

 

 

 

Las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl, Premio Príncipe de Asturias de la Concordia

 

Os miran los pobres y, este mundo a veces tan duro, os lo reconoce: ¡gracias!

Os observan sonriendo los fundadores y, la iglesia misma, se enorgullece del testimonio de vuestras presencias y comunidades.

Os necesita la coyuntura de la realidad que nos toca vivir, y llora impotente cuando silenciosamente os vais.

Vuestra labor social, humanitaria tiene un origen: DIOS

Dos signos vivientes: Vicente y Luisa

Una razón: los pobres

Un secreto: Cristo

Una fuerza: la fe

Una riqueza: vuestro corazón

Un futuro: vuestra semilla

No lo dudéis, no os sonrojéis por esto, hoy ese premio es para los pobres, para los que nunca han llevado nada en su pecho, para los que pasan sin pasar, para los que viven sin vivir.

¿No lo veis? ¿No lo sentís? Es el júbilo de los que os queremos a las que tanto queréis y a las que tanto, las que han muerto, han querido.

¡AD MULTOS ANNOS!

 

Javier Leoz

Peralta (Navarra)