CELEBRACIÓN MARIANA

 

1) María:

Un año más (un día más) venimos delante de tu imagen

con estas flores.

Las hemos cortado y traído hasta este lugar, para Tí.

Son flores de amor:  ¡ Te queremos!

Son flores de agradecimiento: ¡Cuánto hiciste por Dios y por nosotros!

Son flores de perdón: ¡Cuántas veces no hacemos lo que debemos!

Son flores de alegría: ¡Estamos contentos por la Resurrección de Jesús!

Son flores de compromiso: ¡Queremos ser como Jesús!

Son flores de esperanza: ¡Ayúdanos a construir un mundo mejor!

Son flores de justicia: ¡Enséñanos a  trabajar por el bien de los demás!

Son flores de familia: ¡Que no olvidemos amar de verdad a nuestra Iglesia!

Son flores de esfuerzo: ¡Que finalicemos con éxito el curso!

Aquí las tienes, María.

Aunque las flores se marchiten, no permitas que se mueran

los sentimientos y deseos que ponemos en ellas.

Recíbelas y no olvides nuestros nombres, trabajos,

pensamientos, ilusiones y fe.

Amén

2. Palabra de Dios (elegir aquella más conveniente a la circunstancia del lugar)

 

3)    Canto y ofrenda de las flores:

 

1.- Hoy te quiero cantar,

hoy te quiero rezar,

Madre mía del Cielo.

Si en mi alma hay dolor,

busco apoyo en tu amor

y hallo en Ti mi consuelo.

 

Hoy te quiero cantar,

hoy te quiero rezar,

mi plegaria canción.

Yo te quiero ofrecer

lo más bello y mejor           bis

que hay en mi corazón.

 

2.- Porque tienes a Dios,

porque tienes a Dios,

Madre, todo lo puedes.

Soy tu hijo también,

soy tu hijo también,

y por eso me quieres.

 

3.- Dios te quiso elegir,

Dios te quiso elegir,

como puente y camino

que une al hombre con Dios,

que une al hombre con Dios

en abrazo divino.

 

 

 3       Final: AVE MARIA