MES DE MAYO

NOS ALEGRAMOS CON MARIA

"SUS HOMBROS"

 

Día 15

 

1. Saludo

Seguimos celebrando, con alegría pascual y pensamientos marianos, este mes de mayo dedicado a la Virgen María.

Multitud de pueblos y de ciudades han visto en María, desde tiempos pretéritos, la fortaleza frente a la adversidad, la defensa ante la debilidad o el apoyo en período de lucha (física y espiritual).

Las palabras del ángel "nada hay imposible para Dios", han cobrado fuerza en la vivencia de los creyentes que, antes, ahora y ojala mañana, han tenido de María: Dios da lo que se le pide, incluso, lo aparentemente imposible.

 

-Ella, en el camino de la fe, es un báculo sobre el que nos apoyamos para no ceder en la tentación del abandono.

-Ella, en el camino de la fe, es un buen cirineo que ayuda a llevar la cruz de la enfermedad, la prueba o  el desánimo.

-Ella, María, nos invita a mirar a Dios. A no ceder frente a la arbitrariedad de las cosas ni de los hombres.

 

El hombro de María, y no es palabrería barata, es  hombro para los hombres. Agua en período de sed; paz en meses de contienda; perdón en tardes de rencor; fe en época de incredulidad.

Miremos a María, en este ecuador del mes de mayo, y dejemos delante de su imagen este bastón. Quiere significar la fuerza y el apoyo (moral y espiritual) que, su presencia, supone en nuestra vida cristiana, parroquial, comunitaria, etc.

 

2. ORACIÓN

 

HOMBRO PARA EL HOMBRE

María;

Eres refugio en medio de la tormenta

Luz, en medio del cortocircuito de muchos días

Claridad, cuando la confusión

sale a nuestro encuentro

María;

Eres  hombro en el que merece la pena llorar

Eres  hombro sobre el que se puede apoyar

Eres hombro cuando fallamos las personas

Eres hombro cuando se lucha contra el hambre

María;

No dejes de ofrecer el hombro a tu pueblo

Sin El, nos costaría más levantarnos

Menos, el apartarnos de Dios

Mas, el orientarnos hacia el cielo

Menos, vivir como quien no vive en la tierra

María;

Eres hombro para el que busca a Dios

Eres hombro para el  que cree en Jesús

Eres hombro para el que ama

Eres hombro para el que espera

Eres hombro para el que te reza

Eres hombro para el que te canta

Amén

 

Ave María y canto

 

J.Leoz